Mi Tiendita Amazon

AYER

Cierro los ojos un momento y me imagino cuando niño,

Donde el acto más violento era al trompo darle un quiño,

Donde solo se corría, cuando jugaba a las chapadas,

Y no porque debía marcar tarjeta a la entrada,

La inocencia de los juegos el alimento en nuestra infancia,

Tan vacíos nuestros miedos la honestidad nuestra fragancia,

Cada mañana que empezaba en la cama bien pegados,

Y la noche cuando llegaba frente a la tele bien sentados,

Que ha pasado desde entonces la verdad que no lo sé,

El dinero ahora es primero a diario es lo que se ve,

Ya se fue esa sed por disfrutar el nuevo día,

Solo se ve una pared que detienen fantasías,

Cuando niño no importaba la ropa que uno lucia,

Ya que siempre se ensuciaba mientras uno se divertía,

No era raro hacer amigos raro era estar solos,

El tiempo queda de testigo que todos fuimos buenos cholos…

Ahora veo por las calles gente sin identidad,

Se desterraron los valores y liberaron la maldad,

El bulling tiene asesores gobierna esta sociedad,

No lo ves porque no quieres pero es la dura realidad,

Es increíble en poco tiempo nada es reconocible,

Sentir el mismo viento eso será algo imposible,

La tecnología nos ayuda y crece en forma exponencial,

De paso al mal saluda y la hace crecer igual,

Doy un paso atrás y lo primero que yo veo,

Es que escucho a los demás y sin más dudar les creo,

Doy un paso al frente y algo es inexplicable,

Cogen sus cosas fuertes porque nadie es confiable,

Me pregunto cuando puedo si es mejor no conocer,

Porque los males que yo veo son resultado de aprender,

De saber, de madurar del mundo querer cambiar,

Ver que puede mejorar y no saber donde empezar,

Adonde fue aquella fe creo que nunca lo sabré,

Pero se que un día veré que por fin la encontrare,

Y si todo está peor sé que algo cambiare,

Aunque no tenga valor siempre lo intentare,

No soy tan joven y la verdad es que me duele madurar,

Pues mis planes de libertad no los puedo disfrutar,

Este sistema nos atrapa y no nos deja respirar,

Nuestras ideas son tan fuertes por eso las quieren controlar,

Las fronteras de este mundo solo están en nuestra mente,

Que todo hoyo es profundo lo creemos constantemente,

La fe en nosotros mismos la perdemos fácilmente,

Si no caemos al abismo solo lo llamamos suerte,

Ha pasado poco tiempo hemos cambiado demasiado,

Han aumentado ahora los templos y el que cree en ser salvado,

De nada sirve lo que oramos si a la hora es olvidado,

Aunque a la iglesia vamos, el mal nos ha dominado,

Pero en fin son tantas cosas que me tienen confundido,

Habrá personas buenas o ya todo está perdido,

Que la vida es desabrida por fin lo he comprendido,

Y se pone agresiva cuanto más hemos vivido,

Me quedan muchos años muchas más cosas que ver,

El pasado aun lo extraño pero ya está en el ayer,

Sé que mi vida solo a mí y a nadie más le va a importar,

Por ello sigo aquí y siempre voy a continuar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *